NEAPOLITAN BUNDT CAKE


El 15 de noviembre se celebra, en Estados Unidos, el Día Nacional del Bundt Cake.
Y aunque se publicará hoy, me vino de perlas ya que este mes, en Desafío en la Cocina,, pensaba hacer el pastel Neapolitano en molde de Bundt Cake.


Nada tan original y delicioso como combinar tres sabores, chocolate, fresa y vainilla, con sus respectivos colores.

INGREDIENTES

Bizcocho:
125 gr. de yogur de vainilla a temperatura ambiente
230 gr. de harina de repostería
225 gr. de azúcar
2 cucharadas de cacao en polvo
120 gr. de aceite de girasol
15 gr. de levadura química
3 huevos L a temperatura ambiente

Resto:
200 gr. de fresas naturales + 1 cucharada de azúcar
Azúcar glas
Chocolate negro
1 pizca de colorante rosa (opcional)

PREPARACIÓN

Engrasar el molde con mantequilla y harina. Lo he engrasado con spray desmoldante. Reservar.
Poner las fresas con la cucharada de azúcar al fuego y dejar que se ablanden.
Quitar el exceso de líquido y triturar. Dejar enfriar.
Horno 180º.
Tamizar la harina con la levadura. Reservar.
Batir los huevos con el azúcar hasta doblar su volumen.
Incorporar el yogur y sin dejar de batir, echar el aceite poco a poco. 
Cuando esté integrado, agregar en varias tandas la harina y unir con movimientos envolventes.
Dividir la masa en tres.
En una de ellas, poner el chocolate en polvo, tamizado, y mezclar.
En otro, las fresas y mezclar bien. Si os parece un poco líquido, añadir un par de cucharadas de harina tamizada, y si el color os parece pálido, poner una pizca de colorante rosa.
El último, dejarlo como está, es el de vainilla.
Poner cucharadas grandes de cada mezcla en el molde, intercalando los colores.
Hornear unos 40 minutos. Dependiendo de hornos. Hacer prueba del palillo.
Sacar del horno, poner sobre una rejilla y dejar, sin sacar, 5 minutos.
Desmoldar y terminar de enfriar en rejilla.
Decorar al gusto.
Mi decoración, para fresa y vainilla, ha sido con azúcar glas y jugo de limón. Los he separado y los  he tintado con un poco de colorante.
El de chocolate, he fundido chocolate negro y lo he dejado templar un poco.
He puesto cada color en bolsitas de congelar, un corte pequeño y a trazar líneas irregulares.

Con Thermomix:
Horno 170º.
Separar claras de yema.
Poner la mariposa y montar las claras con una pizca de sal 5 minutos, velocidad 3 1/2 sin cubilete para que cojan aire y queden mejor. Reservar.
Retirar la mariposa y poner las yemas, el yogur, el aceite y el azúcar 3 minutos, velocidad 3 1/2.
Incorporar la harina  20 segundos, velocidad 3. Terminar de unir con espátula.
Agregar en 2 tandas a las claras montadas con movimientos envolventes. Ha de quedar homogéneo.
Dividir la masa en tres y el resto, como tradicional.


Y éste, es el resultado.

Bon appétit!!

Y como siempre os digo, para disfrutar del resto de desafíos, sólo tenéis que pinchar Aquí

2 comentarios:

  1. ¡Vaya pintaza tiene! Me gusta la receta con el yogur y el aceite. La tendré que probar algún día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Es una bizcocho ligero que sobre no llevar mantequilla, está súper esponjoso.
      Pruébala, que te gustará.
      Bsts

      Eliminar